Tenemos muy claro una cosa; no hay quien nos pare. Si pensamos en todo lo que tenemos que hacer para arrancar un negocio, no empezaríamos nunca. Una marca, con su logo, su identidad gráfica, valores, objetivos, un plan de negocio, un perfil de cliente, redes sociales,...