Primeros pasos para organizar tu evento

Un evento es la máxima representación de creatividad.

Si nos remontamos al origen etimológico del término creatividad, vemos que deriva del latín creare y está emparentado con la voz latina crecere (crecer)

Y eso es sin duda lo que buscamos cuando pensamos en organizar un evento, ser creativos con el objetivo de ¡crecer!

Porque queremos que nuestra marca crezca, nuestro negocio aumente, la satisfacción de nuestros clientes aumente, su relación con nosotros sea mayor…etc. Y eso es todo lo que podemos conseguir con el poder de un buen evento.

Y es que los eventos proporcionan contacto directo con el cliente, favorece las relaciones, ya sea empresa y cliente o empresa y empleados. Un evento sirve para presentar o potenciar tu producto, servicio, marca o dar a tus clientes la oportunidad de acercarse a tu empresa de una manera distinta, distendida y próxima.

Como sabes existen múltiples tipos de eventos en función del público al que nos dirigimos y del objetivo concreto que pretendamos alcanzar con cada uno; como encuentros sociales, convenciones, actos institucionales, eventos de incentivos, talleres de formación, networkings, ferias , congresos, workshops, roadshows, entre otros.

Tantos formatos de eventos como múltiples opciones de llegar a tu objetivo.

Y es que esta debe ser la primera pregunta que te hagas cuando quieras organizar tu evento, ¿qué objetivo quiero alcanzar con esta acción?

Tu evento debe tener un por qué, una razón que lo justifique, un sentido.

 

Debemos profundizar sobre los objetivos, sobre el target, sobre los contenidos y sobre los recursos.

Algunos de los objetivos más habituales suelen ser:

  • Branding de marca.
  • Dar a conocer nuevos productos, servicios.
  • Motivación del personal.
  • Conmemorar Aniversarios.
  • Fidelizar.

Una vez conocido el objetivo es el momento de ponerse manos a la obra y comenzar a imaginar ese evento soñado y hacerlo realidad.

Arrancamos con la segunda parte de la ecuación del éxito,  la producción. Una idea excepcional mal producida puede dañar la imagen y reputación de una marca, derrumbando en un segundo lo que se tarda años en conseguir.

Así que en siguientes entradas de nuestro blog te iremos contando más detalles sobre este tema y como preparar tu evento sin morir en el intento.

De momento, te recomendamos que escuches el podcast donde hablábamos de esto mismo.